Las asambleas de barrio liberan un nuevo edificio en el centro de Madrid

Alrededor de las seis de la tarde, varias decenas de personas se acercaban hasta el número 33 de la Corredera Baja de San Pablo, desde cuya fachada se desplegaba una pancarta en las que se leía "Viviendas recuperadas por la Obra Social de los barrios de Madrid. Defendiendo el derecho a una vivienda digna para tod@s, sí se puede." En el portal, otra pancarta con la frase "Juntas podemos" servía de bloqueo para proteger la puerta. En el interior, trece personas que necesitaban viviendas. Entre ellas hay un chico dependiente y otros dos menores acompañados por su madre; algunas han sido desahuciadas y otras tenían problemas para pagar sus alquileres o hipotecas.

El edificio, de cuatro plantas y 18 viviendas, es propiedad de La Caixa, que ha decidido mantenerlo vacío desde que se concluyeron sus obras de reforma en 2009. Pero ya estuvo habitado: en noviembre de 2011 abrió como proyecto de realojo de la Oficina de Vivienda que operaba desde el Hotel Madrid —ocupado poco antes tras una manifestación del 15M—, a donde familias desahuciadas llegaban en busca de ayuda. Fue desalojado por la Policía, con once detenciones, en febrero de 2012.

Los ocupantes ya están comunicándose con La Caixa, a través de su gestoría DiagonalGest, para solicitarles alquileres sociales dentro de su parque de vivienda. Hasta que se les facilite una alternativa, permanecerán en el barrio de Malasaña. "Liberando este edificio queremos recuperar el espíritu comunitario, la solidaridad vecinal, el apoyo mutuo y poder así conocernos y reconocernos en las calles", declaran un comunicado publicado en la web de las asambleas de barrio del 15M madrileño.

Durante las tres primeras horas de ocupación, hasta 300 personas permanecieron en los alrededores del inmueble para apoyar a quienes se encontraban en su interior. La Policía Nacional se presentó con cuatro furgones de la UIP para intervenir en la zona, pero se retiraron a cambio de que se despejara la calzada para no interrumpir el tráfico. No se han registrado incidentes.

La Obra Social del movimiento por la vivienda

La acción ha sido preparada por el grupo de trabajo de la Obra Social de la Asamblea de Vivienda Centro, en la que participan las asambleas del movimiento 15M de los barrios de Malasaña, Lavapiés, Austrias y Letras. Trabaja en coordinación con otros espacios de la lucha por la vivienda como oficinas de okupación y los nodos de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) madrileños, PAH Madrid y PAH Vallecas. Y es el segundo enmarcado dentro de la campaña Obra Social en esta ciudad, tras el abierto el pasado mes de octubre en el barrio de Carabanchel

La Obra Social es una campaña impulsada por la PAH y, en todo el Estado, se compone de quince edificios que han realojado a más de 700 personas, según informan en otro comunicado. Es uno de los frentes abiertos después de que el Gobierno rechazara la ILP hipotecaria presentada en el Congreso y, según explica la PAH, su objetivo es presionar "a las entidades financieras para que acepten la dación en pago y el alquiler social" y "a las administraciones públicas para que adopten las medidas necesarias para garantizar el derecho a una vivienda".

Ver oferta de empleo completa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s