Discursos hegemónicos y medios crítico-alternativos

Los discursos, de acuerdo a Bourdieu, hacen referencia a los “habitus” de los sujetos, a su capital –económico, social, cultural y simbólico–, a la situación social concreta y por ende a la estructura de lo decible que en ella se da.

Estos discursos, cuando están vinculados a una determinada ideología hegemónica, no solamente reproducen en sí mismos el orden establecido, sino que sirven para reproducir, en lo concreto, la forma con la que este orden se estabiliza, entre otras cosas, diferenciando a los diversos grupos sociales existentes, especialmente entre aquellos que son considerados aliados del sistema y aquellos que pueden suponer un peligro para el normal funcionamiento del mismo.
La imagen social de toda ideología hegemónica aparece así, a través de los discursos hegemómicos, como una autopresentación positiva de sí misma –y sus grupos aliados– y una presentación negativa del ‘otro’ –el enemigo–. Ese ‘otro’, en nuestro caso, es el ‘antisistema’, esto es, aquel que trata de ­re­belarse contra lo establecido y promover verdaderos cambios sociales en un sentido revolucionario.
No hay mejor arma de defensa para el sistema que convertir a aquellos elementos que pretenden combatirlo en estímulos informativos que despierten reacciones de malestar emocional en la ciudadanía. Es un a priori que anula la capacidad crítica del ciudadano y ­facilita la instauración de un pensamiento único en eso que se denomina eufemísticamente “la opinión pública”. Ésa es hoy la principal función de los grandes medios en lo que se refiere a la información sobre cualquier alternativa social. Pensemos, sin más, en el impacto emocional que tiene la palabra “antisistema” en el global de la ciudadanía y el uso que de ella hacen estos grandes medios.
No obstante, a medida que la gente tiene la capacidad de salirse de ese círculo emocional, a medida que uno aprende a desarrollar un pensamiento crítico, a contrastar la información que recibe y a ampliar sus fuentes, la hegemonía cultural del capitalismo comienza a verse amenazada y sus estrategias de dominación discursivas quedan al descubierto. Los medios críticos debemos estar ahí para, en la medida de nuestras posibilidades, fomentar eso.
Denunciar las manipulaciones de los grandes medios y hacer público aquello que ellos silencian. Hacer ver que es posible tener una información amplia, desde distintos puntos de vista, antes de formarse una opinión concreta sobre un determinado tema. Debemos servir para que la información que tiene disponible la ciudadanía sea más democrática y abierta. Debemos romper con esas lógicas binarias sobre buenos/malos ciudadanos que el sistema impone a través de sus medios.
Ahora bien, el simple hecho de ser una alternativa ya nos convierte en una amenaza para aquellos que pretenden imponer dicho pensamiento único. Por ello también se nos quiere poner en el centro de la diana mediático/emocional, se pretende también que la mayor parte de la ciudadanía pueda desarrollar respuestas emocionales negativas con el simple hecho de recibir una información nuestra y/o sobre no­so­­tros.
Es por ello que no dudan en relacionarnos con la violencia, con el terrorismo, o con cualquier otra práctica previamente cargada de valores emocionales negativos, como tampoco dudan en tacharnos de radicales, de extremistas, de antisistemas, o de cualquier otro adjetivo que pueda implicar una carga de negatividad dentro del esquema de estímulos y respuestas que ellos imponen en dicha ‘opinión pública’.
No podemos permitirlo. De lo contrario, la información crítica y alternativa estará muerta antes incluso de haber nacido como verdadera alternativa. ¿Cómo impedirlo? Unidos en la praxis, creando nuestro propio sentido común, disputando la hegemonía cultural con nuestros propios discursos críticos. Todo lo que logremos avanzar por ese camino –y estamos logrando avances constantemente– será nuestro gran aporte al cambio social por el que tanto luchamos y que tanto deseamos. 

Ver oferta de empleo completa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s