El enemigo no es China

Mi madre lleva más de 30 años trabajando en una fábrica de mobiliario para jardín y playa. Nació y se crió en un caserío junto a otros cuatro hermanos y tres hermanas, en pleno Baby Boom de posguerra, y siempre sonríe cuando recuerda la gran ilusión que les hacía repartirse una tableta de chocolate, o unos simples plátanos, todo un manjar exótico durante su niñez. Pero también se acuerda muy bien de aquellas campañas de caridad por la pobreza en China, motivada por las terribles sequías y la política económica de Mao Zedong

etiquetas: globalización, china, clase obrera

» noticia original (historiasdechina.com)



Ver oferta de empleo completa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s