Pezqueñines no, gracias… ¿o sí?

Las pesquerías en las que sólo se autoriza la pesca de los ejemplares que superan determinado tamaño ofrecen también un curioso ejemplo de evolución con inesperadas consecuencias. Resulta que debido a la prohibición de pescar peces pequeños, los ejemplares de las especies capturadas crecen menos y se reproducen antes.

etiquetas: evolución

» noticia original (www.deia.com)



Ver oferta de empleo completa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s