Vuelve el matojo

¿Qué tendrá que ver la abundancia –o la ausencia– de vello púbico con la liberación –o represión– de las mujeres? Al parecer, todo. "La peor decisión que he tomado en mi vida", dice una chica en la barra de un bar de Barcelona. "No sabes cuánto me arrepiento". No se muerde los nudillos porque eligió a la persona equivocada para compartir su vida, ni por haber estudiado Derecho en vez de seguir sus pulsiones artísticas. La chavala niega con la cabeza, arrepentida, porque hace un par de años se hizo la depilación láser total en el pubis.

etiquetas: vello púbico, liberación, matojo

» noticia original (www.eldiario.es)



Ver oferta de empleo completa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s